Vous êtes ici : Accueil > Actu > Contigo Barcelona
Publié : 18 août
Format PDF Enregistrer au format PDF

Contigo Barcelona

Sélection de réactions et images publiées suite aux attentats de Barcelone et Cambrils.

JPEG - 32.4 ko

La bella cerámica de Miró

"La camioneta asesina ha recorrido más de un kilómetro. Enloquecida, ha ido sembrando la Rambla de mi ciudad de muertos y heridos. Desde el corazón de la ciudad, la plaza de Catalunya, hasta el Liceu, el teatro de la ópera. Veo que ha detenido su trayectoria letal justo encima de la bella cerámica que Joan Miró instaló en el suelo del paseo."

Xavier Vidal-Folch - El País - Sangre en mi ciudad

"Se detuvo en el Pla de l’Os, justo encima del mosaico de Miró, que el artista quiso que fuera un símbolo de convivencia."

Màrius Carol - La Vanguardia - La postal rasgada de la Rambla

JPEG - 48.9 ko

"Turismofobia" : un eco siniestro

"Las expresiones y pintadasque designan a los turistas como terroristas han encontrado un eco siniestro en el atentado de ayer. (...)

El terrorismo de masas, dirigido a erosionar los valores y la convivencia, se está convirtiendo en rutina en las sociedades europeas. La época de la frivolidad ha terminado. Ahora sí que nos mira el mundo entero, para saber qué haremos de esa Barcelona dolorida por ese ataque salvaje, que quiere empobrecerla y destruirla como ciudad solidaria, abierta y libre"

Lluís Bassets - El País - Fin de la frivolidad

Remar Juntos

"Las instituciones por un día han aparcado la tensión que viven en los últimos meses y han dado una respuesta unánime, desde la Jefatura del Estado hasta el Ayuntamiento de Barcelona, pasando por los gobiernos español y catalán, todos han estado a la altura de las circunstancias. "

David Armengol - El Periódico - No, nunca, jamás

"Uno se pregunta, en un recodo de la angustia, si este remar juntos en momentos de catástrofe, si esta unidad de las grandes ocasiones solemnes, no podría extenderse a lo cotidiano, a la gestión de las pequeñas cosas, y de las medianas, y al resto. Extenderse a la política, a imaginar entre todos, cada uno con su acento, el futuro. Puesto que solo hay una verdadera línea divisoria, la que a todos separa de la barbarie. ¿Acaso los conciudadanos y los visitantes asesinados no albergaban ideas, trayectorias, identidades y designios distintos ? Pero todos ellos compartían la misma rambla. Pacíficamente, mientras pudieron."

Xavier Vidal-Folch - El País - Sangre en mi ciudad